Guía completa de los Planes de Pensiones de Empleo

Explora las novedades de la normativa que regula los Planes de Pensiones de Empleo y descubre los beneficios que aportan tanto para empresa como para empleado.

Tabla de contenidos

En los últimos años, la incertidumbre sobre el futuro de las pensiones públicas ha ido incrementando. La preocupación por asegurar una jubilación que cubra económicamente las futuras necesidades está creciendo entre los trabajadores de todas las edades. Ante esa situación, los Planes de Pensiones de Empleo (PPE) están adquiriendo cada vez más importancia como herramienta de planificación financiera para la jubilación.

Los PPE están diseñados para complementar las pensiones públicas y permiten a los empleados construir un ahorro para su jubilación con el apoyo de su empresa. A diferencia de los planes de pensiones individuales, estos planes están promovidos por las empresas, ofreciendo beneficios fiscales para ambos, fomentando así una cultura de ahorro y previsión.

La nueva regulación de 2023 ha generado un renovado interés en esta herramienta de ahorro, ya que cuenta con mejoras significativas en términos de accesibilidad, incentivos fiscales y flexibilidad. Esta legislación busca hacer de los planes de pensiones de empleo una opción más atractiva y viable para un grupo más amplio de la población laboral, incluyendo a trabajadores de pequeñas y medianas empresas, autónomos y empleados temporales.

En este artículo vamos a profundizar sobre los Planes de Pensiones de Empleo, explicando su funcionamiento, beneficios, e impacto tanto para empleados como para empresas. Además, aportaremos diferentes herramientas para maximizar la seguridad financiera en la etapa de jubilación y cómo planificar con anticipación nuestro futuro bienestar económico. Te invitamos a continuar leyendo para descubrirlo.

¿Qué son los Planes de Pensiones de Empleo?

Los Planes de Pensiones de Empleo constituyen un mecanismo de ahorro a largo plazo diseñado para complementar las pensiones públicas de jubilación. Estos planes son promovidos por las empresas en beneficio de sus empleados, permitiendo la acumulación de un capital destinado a la jubilación a través de aportaciones regulares realizadas tanto por el trabajador como por la empresa. El principal objetivo de los PPE es proporcionar una seguridad económica adicional durante la jubilación, más allá de lo que ofrecen las pensiones públicas.

La principal diferencia entre los PPE y las pensiones públicas parte de su fuente de financiación. Mientras que las pensiones públicas se financian a través de contribuciones al sistema de la Seguridad Social y están garantizadas por el Estado, los PPE se basan en el ahorro privado y las contribuciones empresariales. Además, a diferencia de los planes de pensiones individuales, que son contratados por el propio trabajador con una entidad financiera sin intervención directa de su empresa, los planes de pensiones de empleo implican una gestión conjunta entre empresa y empleado, ofreciendo a menudo mejores condiciones en términos de comisiones y beneficios fiscales debido al volumen de las aportaciones y la negociación colectiva.

En el contexto económico y social actual, marcado por el envejecimiento de la población y la incertidumbre sobre la sostenibilidad de los sistemas de pensiones públicas a largo plazo, los PPE adquieren una importancia en aumento. Frente a los retos que plantea el futuro de las pensiones públicas, los PPE ofrecen una vía para asegurar una jubilación más confortable y económicamente estable. Permiten a los trabajadores tomar un papel más activo en la planificación de su jubilación, complementando las pensiones públicas con ahorros que crecen en un marco fiscal favorable y bajo una gestión profesional.

Novedades legislativas y regulaciones recientes

La normativa en torno a los Planes de Pensiones de Empleo ha experimentado diversos cambios en los últimos tiempos, reflejando el compromiso de actualizar y adaptar esta herramienta de ahorro a las necesidades actuales de los trabajadores y las empresas. La Ley 12/2022, de 30 de junio, de regulación para el impulso de los planes de pensiones de empleo, junto con las regulaciones subsiguientes, trata de darle un impulso a la promoción de los PPE.

Innovaciones introducidas por la Ley 12/2022

La Ley 12/2022 ha introducido novedades orientadas a hacer más accesibles y atractivos los PPE para un porcentaje más amplio de la población laboral. Entre las innovaciones más destacadas se incluyen:

  • Ampliación del acceso: La ley facilita la creación de planes de pensiones de empleo en el marco de la negociación colectiva, abriendo la puerta para que pequeñas y medianas empresas, empleados públicos, trabajadores autónomos y temporales puedan beneficiarse de estos planes. Esta ampliación del acceso es un paso importante hacia la democratización del ahorro para la jubilación.
  • Incentivos fiscales mejorados: Se ha reforzado la diferenciación en la fiscalidad entre planes individuales y colectivos, estableciendo mejores incentivos fiscales para fomentar las aportaciones a los PPE. Esto incluye un incremento en los límites de deducción de la base imponible para los participantes en los PPE, así como deducciones en el Impuesto de Sociedades y bonificaciones en las cotizaciones a la Seguridad Social para las empresas que promuevan estos planes.
  • Planes de empleo simplificados: La nueva normativa introduce los planes de pensiones de empleo simplificados, diseñados para reducir los trámites y tiempos de elaboración y facilitar su implementación, especialmente en pequeñas empresas y entre trabajadores autónomos.

Reglamento de planes y fondos de pensiones

El Gobierno aprobó a mediados del 2023 una modificación del Reglamento de Planes y Fondos de Pensiones, donde desarrolla las previsiones de la Ley 12/2022. La modificación del reglamento fue fundamental para:

  1. Establecer los elementos básicos: Se han definido los elementos básicos para la constitución y funcionamiento de los nuevos fondos de pensiones de empleo de promoción pública, así como los planes de pensiones de empleo simplificados.
  2. Modernización del régimen de inversiones: Se ha actualizado el tratamiento de las inversiones permitiendo a los gestores de los PPE diversificar las carteras e incluir nuevas clases de activos, lo que se traduce en una potencial mejora de la rentabilidad para los partícipes.
  3. Impulso a las finanzas sostenibles: Las nuevas regulaciones promueven la integración de criterios de sostenibilidad en la gestión de los fondos de pensiones, alineándose con las tendencias globales hacia la inversión responsable.

Estas novedades legislativas y regulaciones subrayan la evolución positiva de los PPE hacia sistemas más flexibles, inclusivos y beneficiosos tanto para trabajadores como para empresas. Al fomentar el ahorro privado para la jubilación con condiciones más favorables, estas medidas son un paso adelante en la construcción de un futuro financiero más seguro para todos.

Beneficios de los PPE para empresas

Los Planes de Pensiones de Empleo presentan una gran variedad de beneficios diseñados con el objeto de mejorar el ambiente laboral y optimizar los costes asociados a la compensación y beneficios. Veámos a continuación cuáles son estos beneficios.

  1. Beneficios fiscales y de Seguridad Social

    Una de las principales ventajas para las empresas al promover los PPE es la posibilidad de beneficiarse de incentivos fiscales y bonificaciones en las cotizaciones a la Seguridad Social. Las contribuciones realizadas por la empresa a los PPE pueden deducirse como gasto en el cálculo del Impuesto sobre Sociedades, reduciendo así la base imponible. Estas contribuciones pueden permitir una reducción máxima anual en las cotizaciones sociales de 1.428 euros (119 euros x 12 meses)  por trabajador. Además, bajo ciertas condiciones, estas contribuciones pueden dar derecho a bonificaciones en las cotizaciones a la Seguridad Social, optimizando el coste laboral para la empresa.

    También, se podrá obtener un descuento del 10% en el pago del impuesto sobre sociedades por los aportes de la empresa a los planes establecidos por empleados que ganen menos de 27.000 euros brutos al año. Esta deducción se calculará proporcionalmente sobre las aportaciones de la empresa si la retribución es mayor.

  2. Herramienta de fidelización y motivación del empleado

    Implementar un PPE puede ser una estrategia eficaz para mejorar la satisfacción y seguridad de los empleados. Al ofrecer un plan de pensiones de empleo, la empresa demuestra un compromiso con el bienestar a largo plazo de sus trabajadores, lo que puede fortalecer su lealtad y sentido de pertenencia. Esto se traduce en una mayor motivación y en consecuencia, en una mejora de la productividad. Los PPE se perciben como un beneficio adicional valorado por los empleados, que puede diferenciar a la empresa en procesos de captación de talento.

  3. Comparación de costes frente al salario líquido

    Desde la perspectiva de costes, contribuir a un PPE puede ser más eficiente para una empresa que aumentar el salario líquido de sus empleados. Mientras que los incrementos salariales están sujetos a cotizaciones sociales y fiscales, las contribuciones a los PPE pueden disfrutar de un tratamiento fiscal más favorable. Esto significa que la empresa puede proporcionar un beneficio adicional a sus empleados a un coste neto menor, comparado con un aumento equivalente del salario. Esta eficiencia en el coste convierte a los PPE en una opción atractiva para empresas que buscan optimizar sus paquetes de compensación y beneficios.

    En resumen, los PPE ofrecen a las empresas una herramienta estratégica para gestionar eficazmente tanto sus obligaciones fiscales como sus políticas de recursos humanos. A través de la implementación de estos planes, las empresas pueden disfrutar de ventajas fiscales y mejorar su propuesta de valor para los empleados, fomentando un entorno laboral motivador y comprometido, todo ello manteniendo un control eficiente sobre los costes laborales.

Beneficios de los PPE para empleados

Los planes de pensiones de empleo ofrecen una serie de ventajas considerables para los trabajadores, diseñadas para mejorar su bienestar financiero y proporcionar seguridad en la jubilación. Estos beneficios abordan desde ventajas fiscales hasta flexibilidad en las aportaciones, reforzando el valor de los PPE como una herramienta de ahorro para el futuro.

  • Ventajas fiscales y de ahorro: Uno de los principales atractivos de los PPE para los trabajadores son las ventajas fiscales asociadas a las aportaciones. Se ha incrementado la diferenciación de la fiscalidad entre planes individuales y colectivos, estableciendo un límite en la deducción de la base imponible de 1.500 euros y de 8.500 euros, respectivamente. 

Además, la nueva regulación establece una mejora en la deducción del IRPF para los autónomos que dispongan de planes de pensiones de empleo. En concreto, este colectivo tendrá derecho a una deducción de hasta 5.750 euros al año, más del triple de la vigente actualmente.

También se han establecido importantes incentivos para el trabajador, que podrá aportar más de lo que lo hace la empresa con unos límites que se establecen en función de la contribución empresarial.

  • Seguridad y propiedad de los derechos consolidados: Las aportaciones realizadas a los PPE se convierten en derechos consolidados del trabajador. Esto significa que el ahorro acumulado es propiedad del empleado, asegurando que los beneficios del ahorro no se pierdan incluso en el caso de cambiar de empleo. Esta característica proporciona una gran seguridad financiera, ya que los trabajadores pueden contar con que sus esfuerzos de ahorro de hoy estarán disponibles en el futuro, independientemente de los cambios en su trayectoria laboral.
  • Flexibilidad en las aportaciones y la personalización del ahorro: Los PPE ofrecen flexibilidad en cuanto a la cantidad y frecuencia de las aportaciones, adaptándose a las circunstancias económicas y preferencias personales de cada trabajador. Con estos planes de ahorro a medida, existe la posibilidad de realizar aportaciones voluntarias sin superar el 30% del salario bruto, lo que se conoce como retribución flexible. 
  • Inembargabilidad y otros beneficios prácticos: Los fondos acumulados en los PPE gozan de inembargabilidad, lo que significa que no pueden ser objeto de embargo por deudas, ofreciendo así una protección adicional al patrimonio del trabajador. Además, el efecto neutro de las aportaciones empresariales sobre la base imponible del trabajador evita cualquier retención, subrayando el compromiso de los PPE con la seguridad y la eficiencia fiscal del ahorro para la jubilación.

En conjunto, estos beneficios hacen de los PPE una opción altamente atractiva para los trabajadores que buscan maximizar su seguridad financiera en la jubilación. La combinación de ventajas fiscales, seguridad en las aportaciones, flexibilidad y protección del ahorro convierten a los PPE en una herramienta clave para planificar un futuro financiero estable, permitiendo a los trabajadores vivir con menos inquietud respecto a su futura situación económica.

Implementación de los PPE en las empresas

La implementación efectiva de los Planes de Pensiones de Empleo dentro de las empresas beneficia a los empleados en términos de seguridad financiera para su jubilación y refuerza el compromiso y la satisfacción laboral. Existen diferentes pasos clave y consideraciones necesarias para una implementación exitosa, así como estrategias para maximizar la participación y el compromiso de los empleados:

  1. Análisis de necesidades y objetivos: Evaluar las necesidades específicas de la empresa y sus empleados es el primer paso para determinar los objetivos del PPE. Esto incluye comprender la estructura salarial, los beneficios existentes, y las expectativas de los empleados.
  2. Selección del proveedor: Elegir un proveedor de PPE que ofrezca soluciones adaptadas a las necesidades identificadas. Es importante seleccionar un proveedor que garantice transparencia, costes competitivos, y una plataforma de beneficios fácil de usar.
  3. Diseño del plan: Basándose en los objetivos y necesidades, diseñar un plan que ofrezca flexibilidad en las aportaciones y ventajas fiscales tanto para empleados como para la empresa.
  4. Comunicación efectiva: Desarrollar una estrategia de comunicación clara y comprensiva para informar a los empleados sobre los beneficios y funcionamiento del PPE. Utilizar diversos canales de comunicación para asegurar que el mensaje alcance a todos los empleados.
  1. Formación y educación: Ofrecer sesiones de formación y materiales educativos para ayudar a los empleados a comprender cómo pueden beneficiarse del PPE y cómo gestionar sus aportaciones y opciones de inversión.
  2. Lanzamiento y seguimiento: Implementar el PPE y proporcionar un seguimiento continuo. Recoger el feedback de los empleados para realizar ajustes y con ello, mejorar el plan continuamente.

Consideraciones para una implementación exitosa

  • Flexibilidad y personalización: Asegurar que el PPE ofrezca opciones que se adapten a la diversidad de necesidades financieras y expectativas de los empleados.
  • Transparencia: Mantener una comunicación abierta sobre las características del plan, incluyendo costes, riesgos, y rendimientos esperados.
  • Accesibilidad: Facilitar a los empleados el acceso a su información y gestión del plan a través de herramientas en línea o aplicaciones móviles.

En definitiva

Como hemos visto, la adopción de Planes de Pensiones de Empleo es una vía fundamental para fomentar un futuro económico estable y seguro para los empleados. Comprender los detalles de estas opciones de ahorro, desde las aportaciones máximas hasta los beneficios fiscales y la flexibilidad que ofrecen, es importante para diseñar un programa de beneficios que se ajuste a las necesidades actuales de la empresa, empleados y también se anticipe a los retos futuros.

En este escenario, soluciones innovadoras como Apropity e-Flex se posicionan como una solución clave para las empresas que buscan implementar o mejorar sus PPE. A través de plataformas como Apropity e-Flex, las empresas pueden acceder a diversos beneficios de retribución flexible, como el de los planes de pensiones de empleo.

La eficiencia y simplicidad que Apropity aporta al proceso de selección y gestión de los PPE subrayan su capacidad para ofrecer soluciones altamente personalizadas, que no solo cumplen con las expectativas de ahorro y seguridad financiera, sino que también contribuyen positivamente a la cultura corporativa y al bienestar general de los empleados. Esta flexibilidad y personalización resalta el compromiso de Apropity con el progreso del bienestar corporativo, proponiendo respuestas efectivas ante las dinámicas cambiantes del mercado laboral.

Puede que también te interese…

seguro-de-accidentes-laborales-todolo-que-necesitas-saber-01
Exploramos todo lo que necesitas saber sobre el seguro de accidentes laborales: legislación, coberturas y cómo escoger el más adecuado para tu empresa.
ticket-transporte-que-es-y-como-funciona-01
Conoce qué es el ticket transporte, una opción de retribución flexible que reduce costes de desplazamiento y promueve la sostenibilidad, mejorando el bienestar de los empleados y la eficiencia empresarial.
agravio-comparativo-laboral-claves-para-su-identificacion-y-prevencion-01
Exploramos qué es el agravio comparativo laboral, los factores que lo pueden generar, cómo identificarlo y las claves para prevenirlo.

Domina la Retribución Flexible y Beneficios Laborales

Suscríbete a nuestro blog y mantente actualizado con las últimas noticias y tendencias sobre retribución flexible y beneficios laborales.