¿Cómo se calcula el finiquito por despido, baja o fin de contrato?

Exploramos cómo calcular correctamente el finiquito por despido, baja o fin de contrato, incluyendo salarios pendientes, vacaciones no disfrutadas y pagas extraordinarias, asegurando el cumplimiento legal y evitando conflictos laborales.

Tabla de contenidos

En el momento en el que finaliza la relación laboral entre una empresa y uno de sus empleados, ya sea por un despido, baja voluntaria, o porque se ha finalizado el contrato del trabajador, las empresas deben preparar un documento en el que estipular los pagos que le quedan pendientes por proporcionar al trabajador con el que se extingue la relación laboral. Este documento recibe el nombre de finiquito y tiene que ser acordado por ambas partes. El cálculo del finiquito es responsabilidad de la empresa y puede ser complejo ya que influyen múltiples variables.

Entender cómo se calcula el finiquito proporciona  la tranquilidad necesaria a los  responsables de RRHH para poder garantizar que los cálculos sean correctos y conformes a la ley. A lo largo de este artículo, explicaremos en detalle en qué consiste el finiquito, qué situaciones dan derecho a obtenerlo, qué incluye  y cómo se calcula a través de ejemplos prácticos. Además de las diferencias que tiene con respecto a las indemnizaciones y una lista de preguntas frecuentes para que no quede ninguna duda. Te invitamos a continuar leyendo para descubrirlo.

¿Qué es el finiquito?

El finiquito es un documento que refleja todas las cantidades económicas que la empresa debe abonar al trabajador cuando se termina su relación laboral. Este documento puede ir acompañado de la carta de despido, o una notificación de preaviso, si viene especificado en el contrato del trabajador o el convenio colectivo.

Este documento incluye conceptos como el salario pendiente, las vacaciones no disfrutadas, las pagas extraordinarias proporcionales y horas extras, entre otros.

En caso en el que el trabajador esté de acuerdo con el tipo de despido y con las cantidades reflejadas en el finiquito, debe firmar el documento, ya que si no lo firma, se puede interpretar que no ha habido un acuerdo entre ambas partes y, por tanto, no se procederá al pago de la cantidad reflejada hasta que se resuelva el desacuerdo​.

Si el trabajador no estuviera de acuerdo, se debe indicar expresamente su no conformidad. Además, el Estatuto de los Trabajadores, a través del Real Decreto Legislativo 2/2015, indica que el trabajador puede recurrir el finiquito incluso después de haberlo firmado si considera que hay discrepancias. Esto le permite reclamar la cantidad de su finiquito, siempre que se pueda demostrar que no fue calculado correctamente​.

El finiquito es importante por los siguientes motivos:

  • Derechos del trabajador: Garantiza que el trabajador reciba todos los pagos a los que tiene derecho por el tiempo trabajado y otros conceptos pendientes como pueden ser horas extra, bonificaciones o comisiones, entre otros.

  • Cumplimiento legal: Es el documento que permite a la empresa cumplir con sus obligaciones legales y evitar posibles reclamaciones judiciales, antes de terminar la relación laboral con un trabajador.

  • Transparencia y claridad: Facilita la finalización de la relación laboral de manera clara y transparente, reduciendo el riesgo de conflictos posteriores.

Documentación necesaria

Para calcular correctamente el finiquito, es necesario contar con toda la documentación que permita realizar un cálculo preciso de lo que corresponde. La empresa y el trabajador deben tener acceso a los siguientes documentos:

  1. Contrato de trabajo: Detalles sobre el tipo de contrato, duración, salario y condiciones específicas.
  2. Nóminas: Registros de todas las nóminas del trabajador, que reflejen el salario mensual, pagas extraordinarias, y otros conceptos remunerativos.
  3. Registro de vacaciones: Información sobre el número de días de vacaciones que hayan sido utilizadas durante el período de empleo.
  4. Historial de pagos extraordinarios: Registros de pagos adicionales como bonificaciones, comisiones y horas extras.
  5. Comunicación de despido o fin de contrato: Documento legal que indique la finalización del contrato y sus motivos.
  6. Convenio colectivo aplicable: En caso de que existan acuerdos específicos que afecten al cálculo del finiquito.
  7. Comunicaciones oficiales: Cualquier notificación oficial recibida sobre cambios en el contrato, despido o fin de contrato.

Estos documentos proporcionan la información y datos necesarios para un cálculo del finiquito exacto y justo. La falta de alguno de ellos puede llevar a errores y posibles conflictos laborales.

¿Qué diferencia hay entre finiquito e indemnización?

como-se-calcula-el-finiquito-por-despido-baja-o-fin-de-contrato-02

El finiquito y la indemnización  cumplen diferentes funciones en la liquidación laboral, sin embargo  son conceptos que a menudo suelen confundirse, por lo que es importante identificar sus diferencias.

Finiquito

El finiquito es el pago que recibe el trabajador al finalizar su relación laboral con su empresa, independientemente del motivo. Incluye todos los conceptos pendientes de pago hasta el último día de trabajo, como salarios, vacaciones no disfrutadas y pagas extras prorrateadas. Es una obligación de la empresa pagar el finiquito siempre que se termina una relación laboral.

Indemnización

La indemnización, por otro lado, es una compensación económica que se otorga en casos específicos, como despidos improcedentes, despidos colectivos, o finalización de contratos temporales. No siempre se tiene derecho a una indemnización, ya que depende de las circunstancias del despido o fin de contrato. La indemnización está destinada a compensar al trabajador por la pérdida de su empleo y se calcula en base a los días de salario por año trabajado, variando según el tipo de despido.

¿Qué se incluye en el finiquito?

como-se-calcula-el-finiquito-por-despido-baja-o-fin-de-contrato-03

El finiquito está compuesto por varios elementos que reflejan las cantidades pendientes de pago al trabajador al finalizar su relación laboral. Estos elementos son:

  1. Salario pendiente: Es el importe correspondiente a los días trabajados y que aún no han sido pagados en el mes de la finalización del contrato.
  2. Vacaciones no disfrutadas: Tal y como indica el Artículo 38 del Estatuto de los Trabajadores, el periodo de vacaciones anuales retribuidas será el pactado en el convenio colectivo o contrato laboral, pero en ningún caso la duración será inferior a 30 días naturales En el caso en el que el trabajador no haya disfrutado de todas las vacaciones que le corresponden, la empresa debe compensarlas económicamente.
  3. Pagas extraordinarias proporcionales: Si el trabajador no ha recibido la paga extra de verano o la de navidad en el momento del cese, se debe calcular la parte proporcional acumulada hasta esa fecha. En el caso de que reciban esta paga de forma prorrateada, es decir fraccionada a lo largo de los 12 meses, se calculará la parte restante proporcional.
  4. Indemnización por despido: La indemnización por despido aplica cuando tiene lugar un despido improcedente. Esta indemnización se calcula en función de los días de salario por año trabajado, y cada tipo de despido cuenta con sus propios criterios.
  5. Otros conceptos: Además de los elementos mencionados, el finiquito puede incluir otros conceptos adicionales dependiendo de la situación específica del trabajador y las políticas de la empresa. Algunos de estos conceptos pueden ser:
    • Bonificaciones y comisiones: Si el trabajador tiene derecho a recibir bonificaciones o comisiones pendientes y no han sido remuneradas, estas irán incluidas en el finiquito.
    • Horas extra: Cualquier hora extra trabajada y no pagada hasta la fecha de cese debe ser liquidada.
    • Indemnización por fin de contrato temporal: En algunos casos, los contratos temporales incluyen una indemnización de 12 días de salario por año trabajado.

Situaciones que generan el derecho al finiquito

El derecho al finiquito se genera en diversas situaciones laborales específicas.

1. Finiquito por despido

El despido es una de las situaciones más comunes en las que se genera el derecho al finiquito. Dependiendo del tipo de despido, las condiciones y las indemnizaciones pueden variar.

Despido procedente Se produce por causas justificadas y específicas previstas en la ley. Estas causas pueden ser económicas, técnicas, organizativas o de producción, así como las incompetencias del trabajador o su falta de adaptación.

  • Si es un despido objetivo, al trabajador le corresponde una indemnización de 20 días de salario por año trabajado, con hasta un máximo de 12 mensualidades.
  • Si es un despido disciplinario, no se tendrá derecho a dicho tipo de indemnización.

Despido improcedente

Este despido ocurre cuando la empresa no puede demostrar una causa justificada para el despido, no sigue el procedimiento legal adecuado, o se realiza de manera arbitraria. En estos casos, el despido no tiene justificación legal.

  • A través de este despido le corresponde al trabajador una indemnización de 33 días de salario por año trabajado, con un máximo de 24 mensualidades.

Despido nulo

Se produce cuando se considera que el despido no respeta los derechos fundamentales del trabajador, como discriminación, violación de derechos sindicales, o despidos realizados durante situaciones protegidas (como el embarazo o el disfrute de permisos de maternidad o paternidad).

  • Este despido generalmente implica la readmisión del trabajador, por lo que no siempre conlleva una indemnización.

2. Finiquito por fin de contrato

Cuando un contrato llega a su fin, el trabajador tiene derecho a recibir el finiquito. Esto incluye el salario pendiente, las vacaciones no disfrutadas, las pagas extraordinarias proporcionales y, en algunos casos, una indemnización por fin de contrato. En la mayoría de los casos, la indemnización es de 12 días de salario por año trabajado.

3. Finiquito por baja voluntaria

Si el trabajador decide renunciar voluntariamente a su puesto de trabajo, también tiene derecho a recibir su finiquito. No obstante, en este caso, no se incluye ninguna indemnización por despido, ya que es el trabajador quien decide terminar la relación laboral.

El trabajador tendría derecho al salario pendiente, vacaciones no disfrutadas, pagas extraordinarias proporcionales y otros conceptos como bonus y comisiones pendientes, si los hay.

4. Finiquito en contratos temporales

Cuando se finalizan este tipo de contratos, el trabajador tiene derecho al finiquito, el cual incluye todos los conceptos pendientes de pago. Además, en algunos casos específicos, se puede recibir una indemnización adicional. Ésta suele ser de 12 días de salario por año trabajado, aunque puede variar según el tipo de contrato temporal.

5. Finiquito en contratos a tiempo parcial

Este finiquito se calcula de manera similar a los contratos a tiempo completo, pero todas las retribuciones se ajustan proporcionalmente a las horas trabajadas. Dentro de este finiquito también se incluye el salario pendiente, vacaciones no disfrutadas, pagas extraordinarias proporcionales y otros conceptos como bonus y comisiones pendientes.

El derecho al finiquito se da en diversas situaciones laborales, cada una con sus particularidades.

¿Cómo se calcula el finiquito?

como-se-calcula-el-finiquito-por-despido-baja-o-fin-de-contrato-04

Calcular el finiquito de manera correcta garantiza que el trabajador reciba todas las cantidades a las que tiene derecho al finalizar su relación laboral. A continuación, veremos los pasos a seguir para realizar este cálculo:

1. Calcular el salario pendiente 

Para calcular el salario pendiente, se debe dividir el salario mensual entre 30 (días del mes) y multiplicar el resultado por el número de días trabajados hasta la fecha de cese del contrato.

Ejemplo de cálculo

Supongamos que el salario mensual es de 1.200€ y el trabajador ha trabajado 10 días en el mes de su cese.

  • Salario mensual: 1.200€
  • Días trabajados en el mes: 10
  • Salario pendiente: (1200/30)×10=400€ 

2. Calcular las vacaciones no disfrutadas

Para calcular las vacaciones no disfrutadas, se dividen los días trabajados entre 365 (un año) y se multiplica el resultado por el número total de días de vacaciones que disponga el trabajador. Una vez realizada esta operación, se obtiene el número de días de vacaciones que le quedan al trabajador. Después de esta operación, se multiplica el resultado por el salario diario. 

Ejemplo de cálculo

Supongamos que un trabajador ha trabajado 200 días en el año y su salario mensual es de 1.200€

  • Días trabajados en el año: 200
  • Vacaciones anuales: 30 días
  • Vacaciones no disfrutadas: (30/365)x 200=16.44 días
  • Resultado final: (1.200/30) × 16.44 =657,6 €

3. Calcular las pagas extraordinarias proporcionales

Este cálculo se realiza dividiendo el salario mensual entre 12 meses y multiplicando por el número de meses trabajados desde la última paga extraordinaria.

Método de cálculo

Supongamos que el salario mensual es de 1.200€ y el trabajador ha trabajado 5 meses desde la última paga extra.

  • Salario mensual: 1.200€
  • Meses trabajados desde la última paga extra: 5
  • Pagas extraordinarias: (1200/12)×5=500€

4. Calcular la Indemnización por despido

La indemnización por despido varía según el tipo de despido:

En el despido objetivo, la indemnización es de 20 días de salario por año trabajado, con un máximo de 12 mensualidades.

En el despido improcedente, la indemnización es de 33 días de salario por año trabajado, con un máximo de 24 mensualidades. 

Método de cálculo

Si un trabajador cuenta con una antigüedad de 3 años y un salario diario de 40€.

  • Despido objetivo: 20×3×40=2400
  • Despido improcedente: 33×3×40=3.960€

5. Otros conceptos adicionales

Además de estos elementos, el finiquito puede incluir otros pagos pendientes como el bonus, las comisiones y las horas extra. Estos deben ser calculados y añadidos al finiquito final.

  • Bonus y comisiones: Si el trabajador tiene derecho a recibir bonus o comisiones pendientes, estos deben ser incluidos en el finiquito. El cálculo se realiza con base a los acuerdos establecidos en el contrato o políticas de la empresa.
  • Horas extra: Las horas extra trabajadas y no pagadas hasta la fecha de cese deben ser liquidadas. Para calcular el pago de las horas extra:
    • Se determina el valor de la hora extra según el salario acordado.
    • Se multiplica el número de horas extra trabajadas por el valor de la hora extra.

Ejemplo de cálculo

Supongamos que un trabajador tiene un cobro pendiente de 300€ y ha trabajado 10 horas extra a un valor de 15€/hora.

  • Cobro pendiente: 300€
  • Horas extra trabajadas: 10 horas
  • Valor de las horas extra: 10×15=150€
  • Cobro total: 300€ + 150€ = 450€

Resumen de los elementos del finiquito

El finiquito debe incluir todos los conceptos pendientes de pago al trabajador al finalizar su relación laboral. A continuación, hemos desarrollado un ejemplo de cómo se sumarían todos estos elementos para calcular el finiquito total:

  1. Salario pendiente: 400€
  2. Vacaciones no disfrutadas: 656€
  3. Pagas extraordinarias proporcionales: 500€
  4. Indemnización por despido: 3.960€
  5. Otros conceptos adicionales: 450€

Total finiquito: 400€ + 656€ + 500€ + 3.960€ + 450€ = 5.966€

Plazo para pagar el finiquito de un trabajador

No existe legalmente un plazo concreto para pagar el finiquito a los trabajadores. Sin embargo, lo habitual es que la empresa entregue el finiquito el último día que el empleado preste sus servicios a la empresa. No obstante, si el finiquito no puede ser pagado el mismo día por razones justificadas, la ley no establece un plazo máximo específico. Sin embargo, se entiende que debe ser abonado en un plazo razonable y lo más breve posible.

Retrasar este pago puede generar conflictos laborales. El trabajador tiene derecho a reclamar el pago de inmediato y, en algunos casos, puede exigir intereses por demora. El trabajador dispone de 12 meses para reclamar el importe adeudado y también puede reclamar un 10% más de intereses por la demora.

En conclusión

Conocer los diferentes derechos y obligaciones legales que existen en el ámbito laboral, ayuda a los responsables y trabajadores a anteponerse a situaciones de conflicto. En el momento de recibir retribuciones económicas, por el fin de una relación laboral, como es el caso del finiquito, es muy importante conocer los elementos que lo componen, obligaciones y los pasos necesarios para  desarrollar su cálculo de forma correcta. Esto incluye comprender y aplicar correctamente diferentes conceptos como el de salario pendiente, vacaciones no disfrutadas, pagas extraordinarias proporcionales, indemnización por despido y otros pagos adicionales como bonus y comisiones, entre otros. 

El finiquito, aparte de proporcionar la remuneración económica correspondiente al trabajador, actúa como un elemento de fin a la relación laboral, por lo que su correcta gestión facilita este proceso. Para los responsables de Recursos Humanos y para los trabajadores, tener una comprensión clara y detallada sobre el finiquito, sus plazos, procedimientos legales asociados con la firma y entrega, así como las posibles implicaciones de no estar de acuerdo con las cantidades reflejadas, ayuda a evitar malentendidos y disputas que puedan surgir al finalizar una relación laboral. 

FAQ: Preguntas frecuentes sobre el finiquito

¿El cálculo del finiquito puede dar negativo?

Aunque es muy poco frecuente, el cálculo del finiquito puede dar un resultado negativo, convirtiéndose en una deuda del empleado hacia el empresario. Lo normal es que el finiquito sea positivo para el trabajador, pero existen ciertas circunstancias en las que el saldo final puede ser favorable para el empleador.

Por ejemplo, si el trabajador decide dejar la empresa sin el preaviso adecuado y ha disfrutado de más días de vacaciones de los que había devengado hasta la fecha, el importe correspondiente a estos días de vacaciones se descontará del finiquito. Además, si el trabajador ha recibido anticipos que aún no ha devuelto, estos también se restarán del total del finiquito. En estas situaciones, el resultado final puede ser una cantidad a devolver por parte del trabajador a la empresa.

¿Puede la empresa retener el finiquito?

En general, la empresa no puede retener el finiquito, ya que este es un derecho del trabajador al finalizar su relación laboral. Sin embargo, hay algunas excepciones en las que la empresa puede retener parte del finiquito:

  1. Deudas del trabajador: Si el trabajador tiene deudas pendientes con la empresa, esta puede retener una parte del finiquito para saldar dichas deudas. Esto debe estar claramente estipulado y documentado.
  2. Equipos o materiales no devueltos: Si el trabajador no devuelve equipos o materiales propiedad de la empresa, esta puede retener una parte del finiquito correspondiente al valor de los mismos.
  3. Cláusulas contractuales: Algunas cláusulas contractuales específicas pueden permitir la retención parcial del finiquito. Es importante revisar el contrato de trabajo y los acuerdos adicionales firmados.

¿Cómo afectan los convenios colectivos al finiquito?

Los convenios colectivos pueden tener un impacto significativo en el cálculo del finiquito. Estos acuerdos, negociados entre sindicatos y empresas, establecen condiciones laborales específicas que pueden variar según el sector, la empresa o la región. Algunos aspectos que los convenios colectivos pueden influir incluyen:

  1. Días de vacaciones: Los convenios colectivos pueden establecer un número de días de vacaciones superior al mínimo legal, lo que afectará el cálculo de las vacaciones no disfrutadas.
  2. Pagas extraordinarias: Pueden determinar un número mayor de pagas extraordinarias o diferentes fechas de pago, afectando la parte proporcional que debe incluirse en el finiquito.
  3. Indemnizaciones por despido: En algunos casos, los convenios colectivos pueden estipular indemnizaciones por despido superiores a las establecidas por la ley.
  4. Otros beneficios: Los convenios pueden incluir otros beneficios adicionales, como bonificaciones, permisos remunerados o compensaciones específicas, que deben considerarse al calcular el finiquito.

Puede que también te interese…

ley-de-familias-nuevos-permisos-para-cuidado-de-hijos-y-convivientes-01
La Ley de Familias ofrece nuevos permisos retribuidos para el cuidado de hijos y convivientes, mejorando la conciliación laboral y familiar con medidas como teletrabajo y reducción de jornada.
feedforward-vs-feedback-que-diferencia-hay-01
Exploramos las diferencias entre feedforward y feedback, sus beneficios en el entorno laboral y cómo implementarlos para fomentar la mejora continua y el bienestar de los empleados.
cuando-y-como-se-cobra-la-paga-extra-de-verano-2024-01
Exploramos cuándo y cómo se debe pagar la paga extra de verano 2024, cómo se calcula, y su relación con el convenio colectivo.

Domina la Retribución Flexible y Beneficios Laborales

Suscríbete a nuestro blog y mantente actualizado con las últimas noticias y tendencias sobre retribución flexible y beneficios laborales.